5 claves para un aprendizaje basado en proyectos riguroso


Recientemente Edutopia, fundación educativa de George Lucas (más allá del fundador, es una organización muy interesante y recomiendo, sin ninguna duda, una visita a su página web), publicaba una serie de vídeos sobre Aprendizaje Basado en Proyectos. En estos vídeos se enumeraban las claves para asegurar un aprendizaje riguroso y centrado en el currículo a través de este enfoque metodológico.

He decidido recopilarlos y comentarlos brevemente, ya que me parecen suficientemente explicativos por si mismos. Cualquiera que esté planteándose trabajar en clase a través de proyectos puede resolver y adelantarse a muchos problemas teniendo en cuenta algunos de los aspectos que aquí se exponen.

1. ESTABLECER CONEXIONES CON EL MUNDO REAL EN LOS PROYECTOS

  • Comenzar con una pregunta motivadora, sobre un problema real y cercano, que permita a los estudiantes recorrer caminos diferentes para explorar y resolverla.
  • Facilitar que el alumnado entre en contacto con la comunidad, investigue sus necesidades o problemas, con quién podemos conectar que nos aporte una visión diferente sobre un problema o pueda ofrecernos conocimiento especializado para resolverlo.

2. CONSTRUIR PROYECTOS RIGUROSOS QUE GENEREN APRENDIZAJES NUCLEARES

  • Partir de los estándares de aprendizaje (ya presentes en la concreción para primaria de la nueva ley de educación) o bien de los mínimos de evaluación desglosados a partir de los criterios de evaluación para el diseño de los proyectos.
  • No realizar los proyectos al final de una unidad para ampliar o entretener sino como parte fundamental del proceso de aprendizaje. Son el vehículo que permite que los estudiantes aprendan.
  • Planear el proyecto para que el alumnado desarrolle habilidades de pensamiento crítico mientras aprende el contenido.

3. ESTRUCTURAR LA COLABORACIÓN PARA EL ÉXITO DEL ALUMNADO

  • Seleccionar cuidadosamente los grupos para que trabajen de la mejor manera posible.
  • Enseñar a los alumnos cómo mejorar su trabajo en equipo.
  • Facilitar a los alumnos herramientas que les ayuden a organizar el tiempo y el trabajo.
  • Guiar a los grupos en función de su trabajo en vez de dirigir a todos los grupos con instrucciones muy pautadas.

4. FAVORECER EL APRENDIZAJE EN UN ENTORNO DIRIGIDO POR EL ALUMNADO

  • Ofrecer a los alumnos opciones de elegir y opinar durante el proyecto.
  • Permitir que el alumnado busque respuestas de manera autónoma o que generen nuevas preguntas.
  • Programar momentos de reflexión grupal que permitan revisar lo aprendido hasta el momento y reconducir el proyecto si fuera necesario.
  • Fomentar que los alumnos registren, valoren y analicen su propio progreso.

5. INCORPORAR MOMENTOS DE EVALUACIÓN A LO LARGO DEL PROYECTO

  • Crear oportunidades para que el alumnado entienda en qué punto se encuentra, cuánto ha aprendido y qué necesita seguir aprendiendo para continuar con el proyecto con garantías de éxito.
  • Generar momentos y herramientas que nos permitan conocer en qué punto se encuentra cada uno de los alumnos. En función de estos resultados los pasos y medidas a tomar deben ser diferentes y diferenciadas (individualizadas o adaptadas a cada grupo de trabajo).
  • Programar momentos y diseñar actividades para la evaluación grupal y la autoevaluación.
  • Finalizar el proyecto con un producto o una actuación y presentarlo ante una audiencia que transcienda el aula.

Algo que quiero resaltar es cómo se sugiere que, aunque al principio pueda resultar complicado para el docente encontrar buenas  preguntas motivadoras, con la práctica mejoramos. En concreto Peggy Ertmer (Fundadora del Interdisciplinary Journal of PBL Purdue University, IN), comenta que una vez que el docente se hace consciente de esta metodología comienza a prestar atención, en periódicos, películas o en una conversación…

Creo que esta metodología tiene una repercusión positiva también para el docente, en el sentido de que nos hace más sensibles a lo que ocurre a nuestro alrededor. En cierta manera, fomenta que vivamos de una manera más consciente, prestando mayor atención a todo lo que nos vamos encontrando en nuestro camino.

Anuncios

Investigación dentro del marco del ABP


Presento primero una representación de la “Red de aprendizaje” en mi proyecto, aunque en este caso he decidido centrarla en el alumno y no en mi persona. Me parece interesante resaltar cómo, a través de un proyecto como este, no solo el docente pone en juego su red de aprendizaje, sino que también estamos ayudando a nuestro alumnado a reforzar esos vínculos y a hacerle consciente de ellos:

Red de aprendizaje

 

Por otro lado, presento aquí la investigación (aunque de momento sea un simple esqueleto al que habrá que dotar de contenido y forma):

¿Cuál es el título de tu investigación? 

EL IMPACTO DE LAS RUTINAS DE PENSAMIENTO DENTRO DEL ABP

¿Qué problema o pregunta quieres investigar? 

Uno de los problemas más repetidos en las aulas es la memorización vacía de conceptos. La falta de profundidad en el análisis que realizan los alumnos de la información.

Para intentar resolver este problema voy a combinar (o enriquecer) el Aprendizaje Basado en Problemas con Rutinas de Pensamiento.

Quiero conocer si los alumnos mejoran (y en qué medida) los procesos de pensamiento que realizan al enfrentarse a situaciones habituales en el aprendizaje (resolver problemas, tomar decisiones, elaborar hipótesis, hacer predicciones…).

¿Qué sabemos ya sobre este tema? 

Para desarrollar más adelante la investigación emplearé como referencia los estudios realizados dentro del Project Zero (Goodman, Perkins, Gardner…), especialmente “Making Learning Visible” , “Teaching for Understanding” y “Visible Thinking”.

¿Cuál puede ser la solución al problema o la respuesta a la pregunta? 

Aplicando de manera combinada el ABP y las Rutinas de Pensamiento los alumnos serán capaces de:

  • Escoger y aplicar de manera autónoma el tipo de pensamiento a realizar de manera adecuada frente a cualquier nueva situación que se presente.
  • Reflexionar sobre su proceso de pensamiento y plantearse cómo mejorarlo.

La hipótesis en este caso es que, a lo largo del tiempo, en sucesivas evaluaciones de estos cuatro parámetros:

  • Elección del tipo de pensamiento.
  • Aplicación del tipo de pensamiento.
  • Reflexión sobre el proceso de pensamiento.
  • Generación de estrategias de mejora.

los alumnos mejorarán y, principalmente, serán capaces de realizar estos procesos de manera autónoma.

¿Cómo podemos recoger los datos? 

Podemos recoger información de dos maneras:

  • Observación: a través de listas de cotejo con indicadores claros que permitan valorar cómo están desarrollando algunos procesos de pensamiento los alumnos mientras trabajan en los grupos cooperativos.
  • Experimentación: a través del diseño de situaciones concretas a las que se enfrenten los alumnos y en las cuales evaluemos directamente si escogen adecuadamente el tipo de pensamiento más adecuado y si lo aplican correctamente. Además, podríamos pedir a los alumnos que elaboren  un mapa mental representando el proceso de pensamiento seguido y analizarlo para buscar aspectos de mejora.

¿A quién o con quién investigaremos? 

La muestra para la investigación será la clase de Física y Química de 4º de secundaria del próximo curso. Probablemente, en torno a los 30 alumnos.

¿Cómo difundiremos nuestra investigación? 

En un principio no tengo intención de publicar en revistas científicas ni webs especializadas. La difusión será sencillamente a través de los blogs que empleo en mi trabajo habitual.

¿Alguna otra información complementaria?

Por un lado, voy a intentar contar con el apoyo del Equipo de Orientación del centro, por otro lado, sería interesante que, dentro de la misma etapa, pero con alumnos diferentes pudiésemos evaluar el desarrollo de los procesos de pensamiento con alumnos que empleen las rutinas pero no integradas en un marco de Aprendizaje Basado en Proyectos.

¿Por qué Design Thinking y Visible Thinking en el aula?


Mi interés en este tema (dos en realidad, Design Thinking y Visible Thinking) surge de mi experiencia reciente en la aplicación del Aprendizaje Basado en Proyectos en el aula y mi deseo de perfeccionar esta metodología.

En mi caso, todos los proyectos que desarrollo tienen un esqueleto fundamental, el Aprendizaje Cooperativo (basado específicamente en la descripción de los hermanos Johnson & Johnson).

Por un lado, el Visible Thinking (Aprendizaje Basado en el Pensamiento), proporciona una serie de rutinas y destrezas muy adecuadas para utilizar en aquellas sesiones del proyecto en las que explico contenidos teóricos básicos. Dos proyectos referentes surgen al hablar de esta metodología:

Además, me gustaría destacar el importante papel que tiene Carmen Pellicer (@carmenpellicer_) y la fundación que dirige, Fundación Trilema (@trilemaedu) en el desarrollo de esta metodología en España, así como de la traducción a nuestro idioma de muchas de las Destrezas de Pensamiento desarrolladas en el Proyecto Zero (pueden encontrarse en su canal de SlideShare).

design thinkingDel Design Thinking conozco mucho menos pero creo que, por un lado, las etapas en las que se estructura (Empatizar, Definir, Idear, Prototipar y Evaluar) pueden ayudarme a organizar mejor los proyectos (y a que los alumnos desarrollen más su talento y creatividad). Por otro lado, en cada etapa se utilizan algunas técnicas que parecen encajar bien  (ya digo que todavía no domino el tema) con las Destrezas de Pensamiento desarrolladas desde el Aprendizaje Basado en el Pensamiento.

Uno de los precursores del Design Thinking es Tim Brown, CEO de IDEO, empresa de diseño e innovación. Casi todo su trabajo se centra en el mundo empresarial, desde el que parte este concepto, pero ya se han aproximado a la educación, especialmente a partir de su kit “Design Thinking for educators“. Aquí tenéis una de sus más célebres conferencias:

Para empezar a introducirse en el Design Thinking recomiendo seguir las cuentas de twitter de Sandy Speicher (@sandyspeicher), responsable del departamento de educación de IDEO, Design Thinking Agen (@DThinking_agent), cuenta de muy reciente creación y a Alfredo Hernando (@alfredohernando), responsable del proyecto Escuela 21, a quien podemos escuchar aquí hablando de Design Thinking y herramientas creativas para alumnos y profesores:

Por todo esto, hemos creado la comunidad “Design Thinking y Visible Thinking en el aula“, si te ha interesado y quieres colaborar ¡únete a nosotros!