Conclusiones del curso


Y llegó el final… ¿o quizá sea solo el principio? En cualquier caso ha sido un curso sensacional. Atractivo y motivador. Pero sobre todo, un curso en el que he aprendido mucho.

Que tiene aspectos a mejorar, sí… pero no demasiados y son fácilmente subsanables. De hecho, a lo largo del curso, muchas de las medidas adoptadas ya han ayudado (lo cual habla muy bien de la capacidad de trabajo y adaptación a las circunstancias de los organizadores @balhisay@claracobos y @diegogg).

Es muy intenso, para bien y para mal. Me explico… Considero que mi nivel de competencia digital ya era bastante decente antes de comenzar el curso (al menos eso se desprendía del formulario de autoevaluación que realizamos al comenzar) y, aún así me ha resultado complicado, por momentos, sacar adelante todo el trabajo propuesto (desde luego que las 30 horas aproximadas en mi caso se han transformado en bastante más del doble). Entiendo que para muchos participantes, el nivel de autonomía en la red requerido (buena idea la figura del mentor) sumado al ritmo de entrega de trabajos, pueda haberles superado.

Aún así, estoy completamente de acuerdo con la reflexión final de @blogmaniacos donde comenta que “Es un curso respetuoso con el ritmo de cada cual“. Hemos podido ver a compañeros que comenzaban el curso semanas después de haberse iniciado o cómo tendremos dos semanas extra para poder terminar las tareas de las distintas unidades. Lo importante es aprender y se ha favorecido de todas las maneras posibles.

Por otro lado creo que esa intensidad tiene otra cara muy positiva. Hace tiempo que me curé de “titulitis” y no se me caen los anillos por abandonar un curso a medias si éste no me satisface o noto que no me aporta nada interesante en mi desarrollo profesional. Si he continuado con este curso, a pesar de la carga de trabajo que ha supuesto, es porque he encontrado mucha riqueza en él. Me ha mantenido enganchado y he disfrutado realizando todas las tareas propuestas.

Gran parte de la riqueza hallada en el curso viene gracias a la vinculación con otros docentes compañeros del curso. Creo que el curso está muy bien pensado, ya que ha generado múltiples y variados espacios y oportunidades para conectar con los compañeros. Yo no he empleado todas las posibilidades brindadas, pero creo que ahí radica su éxito. Cada docente, en función de sus preferencias, podía elegir Facebook, Twitter, foros… diferentes lugares para comunicarse sin sentir que, por no tener presencia continua en todos ellos perdía elementos imprescindibles. Esta flexibilidad me ha ayudado a sentirme muy cómodo compartiendo dónde y cuándo quería hacerlo.

También querría hablar de las evaluaciones P2P. La idea me encanta y, de hecho creo que es la mejora manera de realizarlas, pero me han sabido a poco. Coincido con la opinión de varios compañeros (por ejemplo la que da @carmenmoonn en su “Historia de mi PLE“). Muchas valoraciones no incluían retroalimentación o peor… algunas demostraban que quien evaluaba no había leído el artículo y otras (algo muy puntual) hasta incluían faltas graves de ortografía.

Es una pena ya que, en mi caso, veo la evaluación entre pares como una gran oportunidad de aprendizaje y para conocer trabajos que quizá hubiese pasado por alto.

Por último resaltar que no me gusta perder tiempo y ya estoy trasladando al aula lo aprendido. Como ya trabajaba el concepto de PLE en la asignatura de TIC de primero de bachillerato y, de hecho, alguna de las tareas tenía que ver con lo que hemos hecho, pues he aprovechado para dar un lavado de cara a alguna. En concreto:

  • He reformulado el tema 6, en el que trabajaba las Redes Sociales, con una metodología parecida a la que empleamos en la unidad 2, docentes en-red(ados).
  • El proyecto final de la asignatura (aún no está abierto, pero lo estará en un mes y quien quiera puede servirse libremente) trata de generar una serie de tareas en la que los alumnos pongan en práctica todo lo aprendido en el curso y puedan integrar todo el aprendizaje en la resolución de problemas reales. En este caso, y dado que la Comunidad de Aprendizaje en la que participé (Design Thinking y Visible Thinking) me ha ayudado mucho a aprender a utilizar estas metodologías, pues he decidido reestructurarle desde el Design Thinking.

Yo soy así… necesito aplicar enseguida lo que aprendo para afianzarlo y no perderlo en el olvido (como creo que nos ocurre a casi todos).

En definitiva, recomiendo hacer el curso a cualquiera, aunque teniendo en cuenta que exige dedicación. Y no solo eso. Las tareas me han gustado por cómo han facilitado que reflexionara sobre determinados aspectos de mi aprendizaje. Entiendo que gestionar nuestro Entorno Personal de Aprendizaje debe incluir este tipo de reflexiones periódicamente, así que ya me he puesto la tarea de re-visitar el curso al menos una vez cada año.

¡Y que no se me olvide! Las historias existen para ser contadas… aquí presento la mía.

Mi PLE: el niño que tuvo que crecer deprisa

¡Una de #MOOCafé para todos!


MOOCaféEsta semana hemos celebrado el #MOOCafé. Evento que consiste en que todos los participantes del curso “Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) para el desarrollo profesional docente” pudiésemos desvirtualizarnos. Es decir, generar encuentros presenciales e informales en los que poder charlar de educación de manera distendida. Además, estos encuentros fueron síncronos, todos a la misma hora, de tal forma que era posible interactuar, vía Twitter, entre todas las sedes.

Yo, por mi parte, decidí organizar el evento que tendría lugar en Segovia, aún sabiendo que, debido al pequeño tamaño de mi ciudad, sería complicado que hubiese varios participantes del curso. Así que pensé que sería una buena opción dar voz a los alumnos (no en vano, no es la primera vez que lo hago y ya había obtenido resultados muy satisfactorios).

La experiencia ha sido muy buena. Todos los que nos juntamos en el Colegio Marista de Segovia acabamos con muy buen sabor de boca. Pienso que hoy en día, en un mundo digitalizado y en el que todo pasa a gran velocidad, encontrar un espacio en el que parar y poder charlar tranquilamente y cara a cara, es una oportunidad. Y como oportunidad que era, así la aprovechamos.

También puedo decir que nuestra interacción con otras sedes fue anecdótica, creo que nos sumergimos tan plenamente en nuestra conversación, que no tuvimos momento para leer (en el momento) las aportaciones que se venían dando desde otros lugares.

Si alguien quiere conocer cómo fue nuestra conversación solo tiene que consultar nuestro storify. Me habría gustado incrustarlo en esta entrada, pero los permisos que tengo sobre el blog son muy limitados y ha resultado imposible. Así que, para compensar, he creado también esta nube de palabras del encuentro:

Nube de palabras

Infografías y curación de contenidos


Curador de contenido

Para valorar el uso de las infografías en el aula, voy a mostrar un ejemplo de actividad en la que las utilizo. En concreto en la asignatura TIC (1º bachillerato).

En esta tarea pido a mi alumnado que realicen una infografía sobre un tema a elegir entre varios. Para buscar la información emplearán alertas en Google y Feedly, ya que anteriormente hemos trabajado la búsqueda de información. La tarea es evaluada con una rúbrica y reciben varias notas:

  • Nota del profesor (42%).
  • Nota de varios de sus compañeros y la suya propia (42%).
  • Nota en función de cómo de bien han realizado la evaluación de las infografías asignadas (16%): el programa calcula dicha nota en función de cuánto se aleja la evaluación que hace cada alumno con respecto a la nota media definitiva.

Para realizar la tarea, disponen de diversa información en el Aula Virtual (podéis acceder como invitados). Aquí podéis ver algunos resultados:

¿Por qué Design Thinking y Visible Thinking en el aula?


Mi interés en este tema (dos en realidad, Design Thinking y Visible Thinking) surge de mi experiencia reciente en la aplicación del Aprendizaje Basado en Proyectos en el aula y mi deseo de perfeccionar esta metodología.

En mi caso, todos los proyectos que desarrollo tienen un esqueleto fundamental, el Aprendizaje Cooperativo (basado específicamente en la descripción de los hermanos Johnson & Johnson).

Por un lado, el Visible Thinking (Aprendizaje Basado en el Pensamiento), proporciona una serie de rutinas y destrezas muy adecuadas para utilizar en aquellas sesiones del proyecto en las que explico contenidos teóricos básicos. Dos proyectos referentes surgen al hablar de esta metodología:

Además, me gustaría destacar el importante papel que tiene Carmen Pellicer (@carmenpellicer_) y la fundación que dirige, Fundación Trilema (@trilemaedu) en el desarrollo de esta metodología en España, así como de la traducción a nuestro idioma de muchas de las Destrezas de Pensamiento desarrolladas en el Proyecto Zero (pueden encontrarse en su canal de SlideShare).

design thinkingDel Design Thinking conozco mucho menos pero creo que, por un lado, las etapas en las que se estructura (Empatizar, Definir, Idear, Prototipar y Evaluar) pueden ayudarme a organizar mejor los proyectos (y a que los alumnos desarrollen más su talento y creatividad). Por otro lado, en cada etapa se utilizan algunas técnicas que parecen encajar bien  (ya digo que todavía no domino el tema) con las Destrezas de Pensamiento desarrolladas desde el Aprendizaje Basado en el Pensamiento.

Uno de los precursores del Design Thinking es Tim Brown, CEO de IDEO, empresa de diseño e innovación. Casi todo su trabajo se centra en el mundo empresarial, desde el que parte este concepto, pero ya se han aproximado a la educación, especialmente a partir de su kit “Design Thinking for educators“. Aquí tenéis una de sus más célebres conferencias:

Para empezar a introducirse en el Design Thinking recomiendo seguir las cuentas de twitter de Sandy Speicher (@sandyspeicher), responsable del departamento de educación de IDEO, Design Thinking Agen (@DThinking_agent), cuenta de muy reciente creación y a Alfredo Hernando (@alfredohernando), responsable del proyecto Escuela 21, a quien podemos escuchar aquí hablando de Design Thinking y herramientas creativas para alumnos y profesores:

Por todo esto, hemos creado la comunidad “Design Thinking y Visible Thinking en el aula“, si te ha interesado y quieres colaborar ¡únete a nosotros!

Gestión de la información: el eslabón más débil de la cadena


El eslabón más débilA lo largo de esta entrada voy a intentar desgranar los aspectos que considero claves para que los docentes ayudemos a desarrollar la competencia en la gestión de la información de nuestro alumnado. Desde mi punto de vista, una de las dificultades más importantes de todas a las que nos enfrentamos en la actualidad.

Intentaré, además, sugerir posibles estrategias o dar posibles pinceladas de cómo podemos aplicarlo en el aula.

  1. El problema de la búsqueda de información (o cómo hacer que la información venga sola).
  2. El problema de la relevancia (saber filtrar la información).
  3. El problema colaborativo (cultura de compartir y co-crear).
  4. El problema de los canales (redes sociales, servicios web… y la ley).
  5. El problema del “copia y pega” (¿vale con curar contenidos o es necesario producirlos o procesarlos?).
  6. La importancia del portafolio (reflexionar y evaluar la gestión de la información).

Sigue leyendo

De docentes conectados a docentes en-red(ados)


Detrás de este título tan bien escogido para la segunda unidad del curso se esconde una colección de pequeñas tareas a realizar, orientadas a entender cómo podemos enriquecer, a través de la red (especialmente Twitter), nuestro Entorno Personal de Aprendizaje.

Una de las primeras tareas era compartir alguna de nuestras listas de Twitter y, he de reconocer que siempre he remoloneado cuando me he planteado crearlas. Y eso que sé perfectamente cómo se utilizan, no en vano empleo TweetDeck en el ordenador y Hootsuite en el móvil para gestionarlas. A veces puedo ser muy perezoso y, teniendo en cuenta que ya estaba suscrito a varias listas estupendas, no había sentido una excesiva necesidad por generar las mías propias.

Aún así me decidí a reflexionar sobre qué docentes me habían influido más en los cuatro años que llevo en esta red. De esta forma terminé por crear dos listas:

Un poco después, aunque no fuese una tarea, disfruté muchísimo leyendo uno de los documentos recomendados “Conectivismo: una teoría del aprendizaje para la era digital” de donde rescataría este párrafo:

El punto de partida del conectivismo es el individuo. El conocimiento personal se compone de una red, la cual alimenta a organizaciones e instituciones, las que a su vez retroalimentan a la red, proveyendo nuevo aprendizaje para los individuos. Este ciclo de desarrollo del conocimiento (personal a la red, de la red a la institución) le permite a los aprendices estar actualizados en su área mediante las conexiones que han formado. Juan José de Haro

El grueso de la unidad se centraba en el análisis de una cuenta de Twitter de nuestra elección. Teníamos que estudiar su estilo de comunicación, la interacción con sus seguidores y seguidos… para después, poder responder a la pregunta: ¿Qué tipo de cuestiones debo tener en cuenta en Twitter para desarrollar una buena Red de Aprendizaje?

Aquí podéis ver la presentación en la que analizo la cuenta de @fjmontero (muchas gracias por dejar que te tuit-analice):

Mi entorno personal de aprendizaje


Cuando pienso en qué, cómo, cuándo, dónde, con quién o de quién aprendo en seguida me surgen en la cabeza personas (familiares, profesores, compañeros, amigos, alumnos…), y numerosas herramientas y fuentes de información. En esta entrada voy a intentar mostrar cómo está estructurado mi Entorno Personal de Aprendizaje:

Herramientas:

Aunque me encanta Internet y todas las posibilidades que me brinda, tengo que reconocer que sigo utilizando herramientas no digitales para aprender. Me resulta muy complicado imaginarme trabajando en el ordenador sin tener al lado un cuaderno de notas y el bolígrafo. Realmente son las únicas herramientas no digitales que conservo (al menos para un uso habitual). Escribo en papel cuando quiero organizar mis ideas o generar una lista de “tareas por hacer”; es cierto que podría hacerlo igual en el ordenador, pero por alguna razón, necesito de ese papel y ese bolígrafo. Supongo que serán reminiscencias de casi 30 años trabajando de la misma manera. Es cierto que, una vez que termino con el papel mi siguiente paso es trasladarlo al ordenador, por varios motivos (organizar el trabajo y no perderlo, poder acceder a él esté donde esté…).

En cuanto a las herramientas digitales que utilizo, me gusta clasificarlas como puede verse en el diagrama:

Entorno Personal de Aprendizaje

Sigue leyendo

Mi nube de intereses. Primera tarea del curso #eduPLEmooc


Hoy inauguro nuevo blog: “emPLEándome a fondo”. Un blog que espero, me permita trabajar tres niveles importantes en mi desempeño profesional:

A nivel personal, descubrir nuevos aspectos de mi Yo Digital y reflexionar sobre mis hábitos y comportamientos en Internet para, principalmente, mejorar mi gestión de la información y su aprovechamiento.

En un nivel técnico, conocer nuevos recursos puede ser interesante, pero sobre todo quiero poder entender en profundidad cómo las TIC pueden ser una herramienta que facilite tanto las nuevas metodologías que intento implantar en el aula, como la gestión de mi presencia en Red.

Por último, en el nivel social pretendo extender y fortalecer mi red de contactos. La poca experiencia que he acumulado en mi, hasta ahora, corta carrera, me ha hecho rendirme al potencial que tienen los vínculos entre docentes para generar riqueza, crecimiento e innovación.

Todo ello debería repercutir en el fortalecimiento de mi Entorno Personal de Aprendizaje (PLE) y, por tanto, permitirme mejorar de forma continua como persona y como docente.

Este blog nace a raíz del curso “Entornos Personales de Aprendizaje para el desarrollo profesional docente”. Un MOOC del INTEF (Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del profesorado).  La primera tarea del curso consiste en la creación, en forma de “Nube de Etiquetas”, de un autorretrato o presentación personal que recoja nuestros intereses. Bien… pues esta es mi nube de intereses:

Nube de intereses

Para crearla he elegido Tagxedo (herramienta web que nos recomendaban desde el curso). Es una herramienta sencilla y potente que ya conocía, pero que, quizá por la comodidad de la costumbre (suelo utilizar Wordle), nunca había empleado. Me alegro de haberme dejado aconsejar ya que, aunque haya tenido que lidiar con algunos errores técnicos, he descubierto que tiene muchas más posibilidades de las que pensaba y que hacen que sea una herramienta muy recomendable. Quien tenga interés, puede ver todas las nubes de cuantos participamos en el curso en Pinterest, en el tablero “Mi Nube de Intereses“.

Para terminar, comentar que el curso puede ser seguido vía Twitter a través del hashtag #eduPLEmooc. Espero y deseo que este curso cumpla con las buenas expectativas generadas y que mi humilde blog – portafolio pueda resultar útil e interesante para aquellos que queráis visitarlo.